Nueva Salida al Campo

El Sábado 11 de Diciembre está planeada una salida al campo con el Maestro.
Iremos nuevamente a la Sierra de las Nieves, aunque esta vez haremos una ruta distinta.
La Ruta por las Cañada de las ánimas.
Más información los viernes en nuestra asociación.

Trabajos de los Socios. Bosque de Higueras de Rubén

Para comenzar esta sección vamos a mostrar cómo unos esquejes de higuera se transforman en un bosque.

El objetivo de este pequeño reportaje es demostrar a los nuevos socios y personas que comienzan su andadura por el mundo del bonsai cómo se puede conseguir algo hermoso partiendo de un material aparentemente insignificante.

Estos esquejes, así como el primer diseño del bosque, comenzaron antes de que me hiciera miembro de la Asociación, por lo que también vamos a poder ver la diferencia entre caminar por este mundo en solitario y hacerlo acompañado de un buen maestro y compañeros.

En el 2006 se podó esta higuera y se sembraron 3 esquejes:

Higuera sobre roca, de nuestro compañero Fredy

En verdad, debido a mi poca experiencia, no se sembraron con mucho cuidado. Estuvieron durante un mes en un bote con agua y después se sembraron en grupo, con sustrato orgánico y algo de akadama. En esta época no sabía de la necesidad de una buena oxigenación para el desarrollo de las raices, y la mezcla no fue la más acertada, pero las plantas tienen la capacidad de sobrevivir en casi cualquier suelo y la higuera es un árbol fuerte y vigoroso, por lo que estos esquejes nunca mostraron mal aspecto (menos mal que eran higueras y no juniperos chinensis, porque no hubieran aguantado mis “cuidados” ni tres meses).
Esta foto es de Marzo de 2007 :

Tampoco estaba muy puesto en cúando hacer cada trabajo, por lo que iba haciendo más esquejes y plantando y trasplantando cuando me parecía. No esperé a la siguiente primavera para diseñar mi primer bosque, sino que a los 4 meses de sembrar los primeros esquejes, justo cuando hace más caló en Sevilla, los trasplanté a otra maceta más ancha junto con otros esquejes, es decir, el grupo aumentó de 3 árboles a 5 en 4 meses.
La primera versión del bosque, Julio de 2007:

El 2008 lo pasé fuera de España, por lo que los árboles crecieron sin cuidados de manera descontrolada:

Foto de Junio de 2008:

Cuando regresé a España decidí hacerme socio de la Asocición Sevillana de Bonsai Chokkan. Esto me hizo ver primero, que no tenía ni idea de bonsai, y segundo, lo rápido que podía aprender en tan buena compañía.

El 16 de Octubre de 2009 (hace justo un año) realizamos un taller de diseño y plantado de bosques, por lo que vi la oportunidad de realizar un bosque auténtico por fin. Para ello preparé y me hice con el siguiente material:

  • Cajón de madera de 30×50 cms.
  • Roca de Grazalema.
  • El antiguo bosquecillo y varios esquejes más.

Esto es lo que se hizo ese día (podeis ver más fotos del proceso, cortesía de nuestro compañero Manuel, en el FORO, en la sección DÍA a DÍA):

Hice el cajón de madera con tablas de un viejo palé (la madera de pino dura poco, pero para el caso no encontré nada mejor). Le hice varios agujeros gordos de drenaje y muchos más pequeños para pasar los alambres que sujetarían la roca y los árboles:

Primero se situaron aquellos elementos que conforman la orografía del paisaje, en nuestro caso la gran roca caliza, erosionada y perforada por el agua en no sé yo cúanto tiempo:

Aquí estoy sacando el bosque originario de su maceta para separar los árboles, podarle las ramas y raices y elegir cual será el árbol principal, cual el secundario y los traseros, de tal manera que en el reducido espacio de una maceta se cree la perspectiva necesaria para dar la sención de naturalidad al conjunto.

En esta imagen se puede ver el contenedor de madera con la roca fijada al mismo y el resto de alambres listos para amarrar los árboles al terreno:

Ahí tenemos a Eduardo podando el que será el árbol principal:

Situando el árbol principal:

Terminado el diseño situando los árboles traseros:

Y este es el resultado de toda una tarde de trabajo:

Un año después. El bosque ha ganado en naturalidad, ya veremos el aspecto que tiene en invierno sin hojas:

Esta foto es de hace unos días, por falta de espacio no pude sacar el conjunto del bosque, pero se puede apreciar como las higueras nos anuncian la llegada del otoño:

Resultados del concurso sobre poesia

Nos complace anunciar la respuesta ganadora al concurso de poesia. No sin antes agradecer a todos los participantes la dedicación y el cariño empleados.
La deliberación ha sido difícil pues la calidad de las respuestas ha sido sorprendente. Sin embargo tenemos que señalar un ganador y acogernos a los criterios de evaluación que nos planteamos antes de comenzar el concurso. El ganador ha sido sin duda el que ha sabido plasmar con más precisión las emociones que el autor impregnó en su obra. También hemos publicado el Poema al completo, con las estrofas que faltaban. Podeis verlo AQUÍ:

Ganador: Salvador

1º La dureza del roquedo alto, la cumbre, la loma rocosa. En este paisaje es más claro que en ningún otro, que el medio físico manda sobre el biológico, que somete a éste a la dura prueba de la supervivencia. Y más aún a la ¿débil? semilla que cae, predestinada a ese lugar por sus padres que ya superaron la prueba. Semilla que aún no es otra cosa que semilla, pero que podrá ser vida mas adelante. No es difícil imaginarse el lapiaz en la ladera alta de Grazalema, el collado en Gredos, el cortado en Cazorla…

2º El milagro (arte) de la vida donde lo inerte y lo vivo contrastan con mas fuerza. Donde el suelo raquítico del torcal, del berrocal, del canchal, de la cumbre pelada…, apenas formado, sin nutrientes ni esponjosidad para retener el agua, es el día a día que espera a la semilla de nuestra poesía.

3º El bestial contraste térmico e hídrico de la cumbre entre las estaciones. De inviernos con la dura nieve cubriendo toda vida, a estíos aún peores, con una ausencia total de agua. Pocos momentos del año con agua bondadosa. El principal factor limitante de la vida: no hay germinación sin ella, y la vida se marcha de la mano de la ultima agua que se evapora.

4º La madera blanca y desparramada sobre la roca nos habla del fin inevitable, anunciado por el implacable viento de la cumbre, que azota, moldea y al final desnuda de corteza a los árboles sin piedad. El ciclo de la materia es lento, muy lento, para la blanca madera muerta de los pinos, enebros o cedros de la montaña. Lento como el crecimiento de esos colosos resistentes. Esa materia descompuesta en la grieta de la roca ofrecerá quizás el único y escaso soporte para la germinación de las nuevas semillas.

5º Y por fin el agua de lluvia que penetra en la semilla y pone la vida en marcha

Y aquí os mostramos los finalistas que más nos han hecho dudar y pensamos que se merecen una mención especial.

Juan Ramón que nos ha obsequiado con unos Haikus:

entre las rocas
primera primavera
la lluvia fresca
mg_2153

sin brotes nuevos
camino caluroso
ninguna nube

el brezo en flor
desafiando al pino
de ramas secas

río helado
la tormenta desgarra
madera vieja

amanecer
de nuevas primaveras
entre las rocas

Blanquitanurse por cómo ha relacionado en su respuesta tanto al bonsái como a las personas.

- 1 Habla “del origen”, “del lugar de procedencia”. Es donde se inicia todo y en el que normalmente echamos raíces, y que suele coincidir con el lugar de donde son nuestras familias. Si hablasemos de la naturaleza, de un árbol, puede referirse al sitio donde cae la semilla. Pero igualmente si hablamos de las personas puede ser ese sitio al que cada uno llamamos “hogar” o “nuestra tierra”, el sitio de donde procedemos
- 2 Habla “de la necesidad”, “de la lucha por conseguir lo que nos hace falta”. Seamos lo que seamos y tengamos la vida que tengamos, todos tenemos unas necesidades básicas que cubrir y dia a dia buscamos satisfacerlas. Igual que antes, si hablasemos de un árbol, lo primordial serían los nutrientes, el sol y el agua; y si hablasemos de los seres humanos sería el agua y el alimento, y otras necesidades (fisiológicas, emocionales, etc) en función de cada ser.
- 3 Habla “del equilibrio”, “de satistacción adecuada de las necesidades en cada momento”. En cualquier etapa de la vida y en cualquier momento de año tenemos que tener un equilibrio en el cubrir de esas necesidades, pues tanto el exceso de algo como su falta pueden ser fatales para la vida. Si fuésemos un árbol, por ejemplo, un exceso o un defecto de agua puede llevar a la muerte. Y en el ser humano, cualquier cosa básica que nos falte o que nos sobre nos afecta a nuestra vida
- 4 Habla “de la reciprocidad”, “de cómo el circulo de la vida tiene un inicio y un final que coinciden”. Toda vida se trasforma y aporta a la naturaleza cuando muere lo que necesita para crear una nueva vida. Ahí da igual si somos planta o ser humano; de la naturaleza venimos y en ella acabamos formándo parte del ciclo contínuo de la vida
- 5º Habla “del espectador que ve el origen y de que participa en él”. Es decir, en esta estrofa volvemos al inicio de todo, pero en éste caso nombra a tiempo y a la naturaleza como espectadores que ven una vez tras otra como el ciclo se repite, y que participan en la creación de la vida siendo los que determinan en que momento se produce “el milagro”. Tanto en el caso de las plantas como en el caso de las personas (en todo ser vivo en definitiva), el tiempo y la naturaleza son los que, a pesar de todo, colaboran para que el ciclo se repita siempre: Nacemos, cubrimos unas necesidades, buscamos un equilibrio que permita la vida y morimos trasformándonos (volviendo otra vez a nacer).

Si queréis leer las respuestas de los otros participantes o hacer algún comentario ya saben que pueden hacerlo en nuestro foro AQUÍ:

2ª Salida al campo. Sierra de las Nieves

Y tras la retirada de las nieves volvimos al mismo lugar.
Esta vez pudimos ver los impresionantes ejemplares de Enebro que teníamos bajo los pies cuando todo estaba cubierto de nieve. Impresionan las tallas en madera muerta que se forman en aquellas condiciones tan duras. Los troncos se retuercen en formas imposibles y el verde queda unido a la vida por finas vetas de sabia.

Comenzamos la ruta a unos 1250 metros de altitud y recorrimos unos 15 Km en aproximadamente 7 horas. No os cuento el camino desde Sevilla hasta la sierra pero tuvimos hasta un pinchazo en una rueda de la furgo, así que la aventura ya estaba servida.

Lourdes llevaba un GPS la mar de chulo con el que hemos podido optener el perfil de la ruta. Si os fijais es casi totalmente simétrica, ya que volvimos práciticamente por el mismo camino de ida. Sólo nos desviamos en la última parte de la bajada porque tomamos el camino forestal.

perfil-altitud

Y esto es la ruta sobre imágen de satélite del Google Maps:

imagen_googleearth recorrido-en-mapa-topografico

La Escoba de Bruja de la imagen marcaba el inicio del ascenso y una parada obligatoria para coger un poco de aire.

mg_2063

A partir de ahí nos adentramos en el bosque relicto de Abies pinsapo, que parecian bonsais a gran escala. Fijaros en el ápice de este ejemplar.

mg_2065

Además estaban cargaditos de flores

mg_2075

Otra paradita más para hacer la foto del equipo de montañeros. Aquí estamos todos menos el fotógrafo claro:

mg_2069

Y poco a poco fuimos llegando al final de la primera ascención. Se terminan los pinsapos y comienzan los Quejigos. Aún no habían brotado, pero tenían las llemas a punto de reventar. Y entre los quejigos algunos ejemplares impresionantes de enbros. Fijaros el tronco que tiene este bicharraco:

mg_2090

Pero lo mejor estaba por llegar.  No os perdais las maderas secas de los enebros de esta galería:

mg_2141